Ser sensible no es malo,  es una gran cualidad sin duda alguna, lo que ocurre normalmente es que las personas confunden la sensibilidad con debilidad o fragilidad emocional . Al contrario de lo que puede parecer ser sensible no es ser frágil emocionalmente , las personas sensibles son receptivas a lo que ocurre en su entorno y los convierte en personas empáticas y más abiertas a los sentimientos, la empatía levanta el espíritu tanto de quién la da como de quién la recibe . Una persona sensible es una persona que vive intensamente y comprende y acepta todo lo que ocurre en su alrededor. Ser sensible hace que la persona resulte encantadora, lo que aveces ocurre es que se puede convertir en presa de personas tóxicas , manipuladoras o crueles. Ser sensible se puede confundir aveces con fragilidad emocional , pues entendemos que la persona es débil , el concepto es totalmente erróneo ya que la fragilidad emocional puede ser un síntoma de otros trastornos como puede ser ansiedad , depresión , ser frágil anímicamente se caracteriza por una incapacidad para gestionar emociones intensas y subidas y bajadas de ánimo , una incapacidad para controlar el llanto u otras manifestaciones emocionales. Las personas sensibles son seguros y prácticos y saben reírse de si mismos, sobre todo inspiran a otros a confiar en ellos.

Muchas veces no nos damos cuenta pero conocemos a muchas personas en nuestro entorno  que pasan desapercibidos pero que luchan por ocultar sus sentimientos y luchan para poder llevar una vida plena y no quieren que percibamos su fragilidad emocional , estas personas muchas veces tienen que luchar contra la incomprensión y el estigma de otras personas. Se suelen etiquetar a las personas emocionalmente , es una practica habitual , y sobre todo a las personas sensibles catalogándolas como personas débiles o frágiles emocionales esto lleva a un gran error ya que estas personas sensibles no tienen porque serlo. Nunca hay que dejar de ser sensible , hay que saber discriminar entre los dos terminos. También hay que saber afrontar los comentarios que muchas veces tienen que soportar las personas sensibles , ya que muchas veces provienen de personas que no entienden los conceptos entre sensibilidad y fragilidad .

Aquellos que son sensibles conocen la valentía de poder expresar sus sentimientos en público , son capaces de reconocer y comprender las emociones , esto hace poder hacer frente a los obstáculos internos y eso es precisamente lo que no haría una persona frágil o débil.

Ser sensible es un rasgo de la personalidad muy importante y es esencial que no se confunda en ningún momento con debilidad emocional . Todos hemos visto hasta el hombre más rudo emocionarse por una caricia , una película , un niño sonriendo, un amanecer o simplemente unas palabras sencillas, esto nos tendría que hacer reflexionar y entender la importancia y el gran valor de ser sensible .

Creo sinceramente que evitaríamos muchos sufrimientos si las personas fuéramos mas empáticas , sensibles y compasivas, esta es la base de una sociedad sana , este es un rasgo importantísimo en las personas con un alto nivel de inteligencia emocional , saber comprenderse a si mismo es la vía para poder entender a los demás.

         MUJER FUERTE

Marta A